Si hay algo que vale la pena ponderar del Estado de México, es su conveniencia para la escapadas románticas. Cientos de parejas huyen de la Ciudad de México y el área metropolitana, cada vez que tienen la oportunidad, para acercarse a este Pueblo Mágico. Mucho de ello se relaciona con el precioso ambiente que caracteriza a esta comunidad colonial, su puro y silvestre ambiente. Los paisajes que las parejas pueden contemplar en Valle de Bravo, esas puestas de sol teniendo como marco el lago, las montañas y las coloniales viviendas, conforman un ambiente perfecto para el romance y las vivencias íntimas más inolvidables. Eso es justamente lo que nos presenta la siguiente fotografía.

Valle de Bravo

Fuente de la imagen: http://pixsta.com/p/nmsm9FOLsz/