El Nevado de Toluca, el cuarto volcán de mayor altura en México, se ubica a 45 kilómetros de Toluca, la capital del Estado de México. Así también, se encuentra a 135 kilómetros del centro de la Ciudad de México, lo cual se traduce en unos 90 minutos de recorrido en automóvil.

El área donde se localiza este enorme volcán fue reconocida como Parque Nacional en 1937. El atractivo principal de este parque silvestre es el Nevado de Toluca o Xinantécatl, un volcán extinto de 4,558 metros de altura. La vegetación del área está constituida por especies de clima frío, con diferentes variedades de coníferas, como los abetos, ocotes, pinos y cedros. Los animales de la zona se componen de reptiles, venados, águilas y roedores.

Un detalle que distingue al Nevado de Toluca con relación a otros de México es que su cráter tiene las lagunas del Sol y de la Luna, dos bellos cuerpos de agua de tonalidad turquesa, en los cuales se han llevado a cabo algunos de importantes descubrimientos arqueológicos. Se trata de vestigios de rituales sagrados que realizaban en el lugar, los indígenas prehispánicos del Estado de México.

Es importante saber que se puede acceder al cráter sin problemas desde el automóvil. Por esta facilidad el acceso es muy atrayente, especialmente en el invierno. Con un poco de suerte se puede acceder al corazón de este gigante volcán y contemplar un espectacular paisaje nevado.

En las faldas del Nevado de Toluca se pueden disfrutar de numerosas actividades relacionadas con el ecoturismo, como por ejemplo, la bicicleta de montaña, la escalada y muchos otros más. Es uno de los sitios preferidos de los atletas aficionados a lo extremo, y aquellos deportistas que se preparan para competiciones deportivas y certámenes a nivel nacional. Por lo demás, este parque natural tiene varios refugios alpinos y elementos de seguridad.

El parque nacional Nevado de Toluca abre todos los días del año de las 10 a las 17 horas. En el invierno es imprescindible consultar si se permite el acceso, por las condiciones meteorológicas que se llegarán a presentar. La temperatura del ambiente ronda entre los 2 y los 12 grados centígrados, por lo cual se recomienda llevar la ropa adecuada, para así resistir las bajas temperaturas que allí se presentan. Los zapatos o botas son indispensables para recorrer la zona, para así evitar resbaladuras en el entorno montañoso.